condición física se requiere una nutrición sostenible equilibrada y saludable Llegar al gimnasio es solo el comienzo de la batalla.

Encontraste que estás demasiado agotado el día siguiente para la segunda ronda? Es posible que no sea su nuevo plan de ejercicios, sino el combustible que le está dando a su cuerpo para llevar a cabo este plan. Su dieta siempre debe tenerse en cuenta antes de intentar quemar calorías. Darle a tu cuerpo el combustible que requiere también te dará energía, energía y el poder para alcanzar tus objetivos de fitness.

Comer ANTES del gimnasio : cada persona es diferente, pero comer demasiado cerca de su entrenamiento puede causar náuseas y ser más un obstáculo. Dicho esto, asegurarse de que su cuerpo se alimente es vital. Comer carbohidratos te dará la energía para llevar tu ejercicio a los más altos estándares. Si visita el gimnasio por la mañana, asegúrese de no saltear el desayuno. Comer un desayuno balanceado de carbohidratos y proteínas sentará las bases para un entrenamiento beneficioso. ¿Por qué no probar la granola con yogur griego y nueces mixtas ?
Comer DESPUÉS del gimnasio : la nutrición post gimnasio es tan importante como lo que comes antes. Comer dentro de 1 a 2 horas de su entrenamiento reemplazará los nutrientes y líquidos, mientras también ayuda a la recuperación muscular. Los carbohidratos son excelentes para reponer sus reservas de energía, mientras que las fuentes de proteína ayudarán a la recuperación muscular. Las nueces como aperitivo son perfectas, o el pescado a la parrilla con verduras de temporada.
Los alimentos perfectos de la naturaleza para alimentar tu entrenamiento
AVELLANAS : estos carbohidratos de digestión lenta ofrecen una liberación prolongada y lenta de energía cuando se consumen antes de los entrenamientos. No solo son una rica fuente de carbohidratos, sino que tienen un contenido sustancial de fibra y proteína. La fibra beta-glucano encontrada es responsable de la liberación lenta de la energía de la avena, que está vinculada a la mejora del rendimiento del ejercicio. La avena también ayuda a perder peso, ya que están llenos de fibra, manteniéndote más lleno por más tiempo, evitando los bocadillos innecesarios. Perfecto para pre gimnasio.
HUEVOS : los alimentos con proteínas de moda van y vienen, pero un huevo es el punto de referencia de las fuentes de proteínas. Es una proteína completa, lo que significa que incluye los nueve aminoácidos esenciales que su cuerpo necesita para funcionar. La adición de huevos a su plan de entrenamiento le dará un impulso nutricional por su dinero, rico en proteínas, vitamina D (que la población irlandesa necesita desesperadamente) y ácidos grasos omega-3.
Sugerencias: Los huevos no son solo para el desayuno, pruébelos en nuestra ensalada César con huevo duro .
PATATA DULCE – aunque las fuentes de proteína son importantes, no lo cortan solo. La patata dulce es la fuente perfecta de hidratos de carbono ricos en nutrientes. El uso de fuentes sanas de carbohidratos para reponer su tienda de glicógeno después del entrenamiento le asegurará estar preparado para su próxima visita al gimnasio. También rico en vitamina A, la batata es rica en fibra.
FRIJOLES – Los frijoles son una de las mejores fuentes vegetales naturales de proteínas, carbohidratos y fibra. Se considera que es una proteína amilácea, con una patada de magnesio que desempeña un papel clave en la función celular de su cuerpo, incluida la síntesis de proteínas, el control del azúcar en la sangre y la regulación de la presión arterial. Los frijoles cuentan con la combinación perfecta de carbohidratos para alimentar tus músculos y proteínas para construir y reparar tus músculos.
AGUA – La hidratación es vital para obtener lo mejor de su cuerpo durante un entrenamiento. Si está deshidratado antes de comenzar su entrenamiento, la temperatura central aumentará más rápido, ejerciendo más presión sobre su cuerpo. Estar hidratado antes de comenzar lo ayudará a aprovechar al máximo su sesión y sentirse bien mientras lo hace. Asegúrese de continuar reponiendo su fluido después de su entrenamiento. Esto no solo restablecerá los niveles de líquidos sino que también aumentará la recuperación de los tejidos. Dependiendo del tipo, duración e intensidad de su entrenamiento, la adición de electrolitos a su agua ayudará a reemplazar la pérdida de su cuerpo.